Qué ver en Zurich

Sin quedarse sólo como un centro bancario y financiero, existen también numerosos sitios que ver en Zurich que evidencian una historia medieval cautivadora y pintoresca.

Lugares más importantes en Zurich

Que ver en Zurich

Lago de Zurich

Llamado río Limmat, es uno de los lugares más encantadores donde pasar un rato agradable, rodeado de colados verdes y un sendero que recorre el borde del lago.

Además también podrás realizar otras actividades como pasear en bicicleta, participar en una cata de vino, realizar un picnic y deportes extremos como senderismo en las colinas o deporte acuático dentro del lago. 

Catedral Grossmünster

Es un monumento histórico-eclesiástico de estilo romántico, además posee una interesante historia. Cuentan que esta iglesia fue edificada sobre las ruinas de un templo carolingio, por Carlomagno; el mismo lugar donde fue descubierto los tres sepulcros de grandes mártires de Zurich como lo fueron Santa Regula, San Félix y San Exuperancio.

Esta hermosa Catedral cuenta con tres torres, de las cuales dos de ellas contenían unos campanarios de madera que fueron destruidos en un incendio acontecido en la iglesia en el año 1871. 

Estos campanarios fueron sustituidos por dos puntas neogóticas. La tercera torre puede ser visitada y desde allí observar una vistas impresionantes de la ciudad. 

Universidad de Zurich

La Universidad de Zúrich es reconocida por ser la universidad más grande, prestigiosa y con mayor diversidad de estudios en Suiza. 

Además ha sido protagonista de grandes avances como la biología molecular, antropología y conocimiento del cerebro. Cuenta con egresados de renombre y que han logrado ganar el premio Nobel, entre ellos Albert Einstein.

Iglesia Fraumünster

Una impresionante iglesia, gracias a su arquitectura antigua, además en su estructura posee cinco ventanas de cristal, las cuales fueron diseñadas en el año 1960 por Marc Chagall y otra ventana llamada el “paraíso celeste” de Augusto Giacometti.

Este edificio religioso es representativo de la historia sobre la fundación del monasterio, así como de los santos de la ciudad Félix y Régula. Además en su interior podrás ver el órgano más grande del cantón de Zurich con más de 5793 tubos.

La Ópera de Zurich

Es un edificio diseñado para las presentaciones de ópera, ballet y operetas, construido en el año 1891. Artistas de renombre han pasado por estos escenarios. 

Ópera de Zurich

Iglesia St. Peterskirche

Es un templo al estilo barroco, ubicado en la zona más antigua de la ciudad. Además esta iglesia posee el reloj más grande de Europa, el cual se puede apreciar a distancia. 

Asimismo en su interior puedes observar el coro de madera y un gran órgano. 

La casa de Heidi

Uno de los paseos más emocionantes y que puedes realizar con niños es visitar la casa de Heidi. Se encuentra en el  pueblo de Manfield. 

Este interesante pueblecillo encontrarás una gran cantidad de estatuas que representan la hermosa serie de televisión Heidi. Además podrás visitar el museo; donde se recrea cada una de las áreas de la casa, tales como la habitación del abuelo, la cocina, el baño; así como también la habitación de Heidi, la zona de trabajo del abuelo y una representación de la silla de ruedas de Clara; otro personaje de la serie.

Asimismo podrás subir hasta la cima de la montaña para visitar la verdadera casa de Heidi. En el recorrido tendrás doce paradas y cada una de ellas escuchará la historia de la escritora.  

Lindenhof

Lindenhof, es el casco antiguo de la ciudad, aquí podrás pasear por callejones medievales, iglesias, talleres de artesanos y una colina con las mejores vistas, además de las ruinas romanas.

Esta colina en la antigüedad fue una colonización celta, y que más tarde se convirtió en fortaleza romana, aquí verás los restos de los muros, además de una tumba romana.

Zurich y sus emblemáticas calles

Bahnhofstrasse

La calle Bahnhofstrasse es la zona principal de compras  de Zurich, se encuentra ubicada en el centro de la ciudad, ella solo puede ser recorrida a pie. 

A lo largo de su recorrido encontrarás distinguidas tiendas de ropa, tiendas especializadas, galerías de compras, confiterías y bancos. Entre las que ofrecen marcas como Chanel, Dior, Prada, Luis Vuitton y Cartier.

Langstrasse, la zona roja

En esta zona roja encontrarás negocios turcos, indios, venta de especies, baratijas chinas, una gran cantidad de locales de kebabs y un ambiente multicultural. Se le conoce además como el barrio histórico de los obreros. 

Además también encontrarás una gran variedad de discotecas y clubes nocturnos, donde las meretrices ofrecen sus servicios bajo un look millonario; oficio que de hecho es legal en Suiza.

Mitos y Leyendas de sitio que ver en Zurich

Los enamorados del Lago de Zug

Cuenta la leyenda que muchos siglos atrás, en las inmediaciones del lago Zug, vivían ninfas acuáticas. 

Y una noche de la cosecha, una ninfa se enamoró de un joven que vivía en la tierra. Tan grande fue el amor que no querían separarse y la ninfa le propuso al chico irse vivir bajo el agua; propuesta que este aceptó. 

Por mucho tiempo vivió en el fondo del lago, extrañando a su gente y volviéndose infeliz. La ninfa, que no podía ver a su amor triste, hechizo a todo el pueblo y lo hundió a las profundidades.

Este hermoso mito es patrimonio cultural de las tierras bañadas por el lago de Zug, un sitio que ver en Zurich que no te puedes perder.

Sus habitantes incluso afirman que, algunas noches, es posible ver una ciudad sumergida; donde las personas se mantienen jóvenes, no mueren, y viven felices para siempre.

Que ver en Zurich

El Puente del Diablo

En el siglo XIII, en el Cantón de Uri, los habitantes que vivían cerca del río Reuss decidieron construir un puente para poder atravesar el escabroso valle formado por el cauce del agua.

Por más que intentaban realizar la construcción, los esfuerzos estaban siendo en vano; un día el gobernador de Urner dijo: “solo el diablo puede construir este puente”.

Y así, el diablo apareció y les propuso un pacto: construía el puente a cambio de que la primera persona que cruzara le entregaba el alma. Los habitantes aceptaron y un puente enseguida apareció sobre la garganta del río.

Como nadie quería ser esa persona, uno de los campesinos propuso soltar una cabra y empujarla para que cruzara el puente. Al enterarse el diablo del fraude amenazó con destruir el puente, sin percatarse de una anciana que se acercó al puente y grabó en la piedra una cruz; desde ese mismo instante el diablo desapareció para siempre.

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

Deje una respuesta

MejorTour.com
Comparar artículos
  • Total (0)
Comparar
0